lunes, 28 de marzo de 2011

-Blue Hawaii (Elvis Presley)

A las 5:00 de la mañana, con cara de cansado y después del concierto más importante de su vida -que tuvo que empezar después de medianoche para que pudiera retransmitirse en directo vía satélite a una hora decente en más de 40 países-, grabó Elvis Presley esta canción junto a otras cuatro -alguna de las cuáles quiso repetir por no quedar satisfecho- para completar el especial televisivo Aloha From Hawaii, que más tarde se daría en EE.UU; no siendo allí emitido esa noche por coincidir con la SuperBowl (la final de la liga de fútbol americano, cosa imperdonable en ese país) .
Con una audiencia de más de mil millones, fue el evento más multitudinario de un artista en solitario en la historia de la televisión. Su coste fue de 2,5 millones de dólares de la época, pero las ganancias las donó íntegramente a la fundación de un cantante local que había muerto de cáncer años antes, compositor de una de las canciones de este recital (que por cierto, no tardará mucho en aparecer por aquí). 
Esto fue sólo una muestra de su enorme generosidad y pundonor.
Con esta canción, y en la versión de aquella noche impresionante en que cantó como nunca, quiero celebrar la visita número 1000 de este blog, dando las gracias a todos/as los se han interesado por él y a mi hermana Silvia por ayudarme.


viernes, 25 de marzo de 2011

-Every Breath You Take (The Police)

Esta canción, la más escuchada del año 1983, ha sido a menudo malintepretada y confundida por una romántica canción de amor, y el propio Sting comentó sorprendido que muchas parejas la eligieron para su boda. En realidad Gordon Summer la escribió cuando se estaba divorciando de su primera mujer, Frances, y según él habla de sentimientos de celos y posesión, aunque le divirtió comprobar la confusión provocada por la ambigüedad de la letra. Por otro lado me parece perfecta para aprender inglés y memorizar palabras nuevas... ¡y como mejor se hace es cantando!


jueves, 17 de marzo de 2011

-Shine (Mike Oldfield)

Joya entre las joyas, Shine fue un single que sorprendentemente no figuró en ninguno de los discos de estudio de Mike Oldfield (lo mismo ocurrió con Pictures In The Dark). Ni siquiera se encuentra en discos de grandes éxitos y si no es por un recopilatorio de los mejores vídeos que compró mi padre en el 88, no la conocería. Y es que a este Mike no le hacen falta rellenos en los discos, ni le duelen prendas en ir soltando genialidades. Sabe que le sobran. Así nos dure cien años más.
A destacar el solo de guitarra, que parece que le va a faltar traste de lo agudo que llega. ¡Qué habilidad tan enorme! ¡Y cómo te levanta del asiento!
Por cierto, el cantante es el inconfundible Jon Anderson (del grupo Yes), por si os sonaba de algo.



miércoles, 16 de marzo de 2011

-Give Love Each Day (Yes)

El escritor y periodista Julio Murillo dijo de Yes: "Fueron unos adelantados a su tiempo, capaces de encerrar en un solo disco tantos ritmos, melodías, atmósferas e ideas como las empleadas hoy día en fabricar cien./.../ El día, no muy lejano, en que las nuevas generaciones repesquen la fantasía y las ideas que Yes expresaron en sus discos, el rock saldrá de su paupérrima condición actual". 
¡Y vaya ideas! Esta canción la descubrí tarde porque no entra en faena hasta el minuto dos, y cometí el error de desecharla un tiempo al encontrar otras que me llegaron desde el primer momento (uno de los inconvenientes de esta época en la que se consumen los discos como barras de pan). Y qué momento más mágico encontrar una canción que al terminar te digas: "¿Cómo..., cómo era eso que decía...?". Ohhhhh...
En el verso 18º, donde dice: "To realize what is yours is mine / Para comprender que lo tuyo es mío", se entiende que los autores lo escribieron así por motivos de rima y que, en realidad, quisieron decirlo al revés, es decir: "Para comprender que lo mío también es tuyo", en consonancia con su indudable caballerosidad.
Es curioso que el mensaje del título no se mencione hasta el final y que, como para que no se nos olvide nunca, se repita hasta once veces.
A disfrutarla, que no será poco.


viernes, 11 de marzo de 2011

-The Man's Too Strong (Dire Straits)

El nombre de Dire Straits (que viene a significar "situación desesperada") se lo sugirió un amigo de la banda en sus inicios, por el pésimo momento económico que atravesaban. Tan malo era que, para ganarse unas libras, Mark Knopfler tenía que pedir a los gerentes de los pubs de Londres que les dejasen tocar como música de fondo, cuando la gente iba a ellos a hablar. De hecho se hacían llamar por entonces "Café Racers" (corredores de bares).
Quién les iba decir que su quinto disco, Brothers In Arms, alcanzaría los 29 millones de copias vendidas, lo que le supone ser el tercer disco más vendido en la década de los ochenta y el duodécimo en el ranking de álbumes más vendidos de toda la historia. (El primero en vender un millón de CD's en el, por aquel entonces, recién estrenado formato).
El álbum entero es tremendo, pero yo me quedo con esta canción, en la que destaca la atronadora guitarra de Knopfler, que pa qué os voy a contar... si no la oís.


viernes, 4 de marzo de 2011

-Don't Give Up (Peter Gabriel & Kate Bush)

Este bellísimo dueto de Peter Gabriel y Kate Bush se publicó en 1986 y pertenece al álbum So. Trata de un hombre que se ha quedado sin trabajo, al que su mujer consuela y anima con dulces palabras y un interminable abrazo. Seguro que recordáis el sencillo vídeo, hecho en una sola toma y con un eclipse solar de fondo. Curiosamente Peter Gabriel rodó dos videoclips distintos para esta canción. A mí me gusta mucho más éste...