lunes, 24 de diciembre de 2012

-Lover Why (Century)

         El genial psicólogo y pionero del cognitivismo David Burns, en su libro Sentirse Bien (repleto de secretos formidablemente útiles), dice: La empatía es el antídoto definitivo contra la irritación. Es la forma más elevada de magia descrita en este libro, y sus efectos espectaculares están firmemente arraigados en la realidad. No hace falta ningún espejo trucado. Definamos la palabra: por empatía, no quiero que se entienda como la capacidad de sentir del mismo modo que siente alguna otra persona ni como el hecho de actuar de una manera tierna y comprensiva. Estos conceptos son la simpatía y el apoyo respectivamente, y, aunque muy recomendables, a mi juicio están un poco sobrevalorados.
        Entonces, ¿qué es la empatía? Es la capacidad de comprender con exactitud los pensamientos y motivaciones concretos de otras personas de manera que pueda decirse: `¡Sí, es exactamente eso lo que estoy pensando!´ Cuando usted tenga este extraordinario conocimiento, comprenderá y aceptará sin irritarse por qué los demás actúan de la forma en que lo hacen aun cuando sus actos no sean de su agrado.
        Recuerde, son sus pensamientos los que generan su irritación y no la conducta de la otra persona. Lo asombroso es que el momento en que usted entiende por qué la otra persona actúa de esa manera, este conocimiento tiende a desmentir esos pensamientos generadores de su cólera. [...].
        Según esto, ¿no son maduros los sentimientos de desgarro y desamor que llevan a escribir canciones como la de hoy? Yo diría que hasta cierto punto y que es una cuestión opcional. Si uno elige alimentarlos de manera que se perpetúen y repercutan negativamente en el ánimo produciendo como mínimo la autocompasión, adelante; pero si queremos recomponernos con prontitud y ver la luz al final del túnel, no hay nada como convencerse y practicar el dicho de "no hay mal que por bien no venga" (siempre y cuando hagamos las cosas necesarias para que ese bien venga. Que venir no viene solo).
        

domingo, 9 de diciembre de 2012

-Let's Be Friends (Elvis Presley)

          En nuestro segundo aniversario queremos continuar con la tradición de celebrarlo con otra gran canción de nuestro querido Elvis Presley, con la seguridad de que no nos faltarán genialidades suyas por más años que este blog cumpla.
           Os damos las gracias a tod@s l@s que nos visitáis y animáis con vuestros comentarios, pues sin vosotr@s no tendría ningún sentido seguir. ¡Un abrazo, amig@s!

                                               

martes, 4 de diciembre de 2012

-Sealed With A Kiss (Bobby Vinton)

        Los protagonistas de los romances de hoy en día tienen los móviles y el Whatsapp para mitigar sus dolorosas ausencias, y poco se acuerdan ya -si es que lo hacen- del lacre de las cartas, de lo que éstas se hacían esperar y del frenesí con que se destrozaban los sobres al recibirlas.
        Sin embargo, el progreso, gracias al cuál podemos disfrutar ahora de esta canción, no le resta vigencia ni impide que pueda permanecer inmune al paso del tiempo. Su versión más pura, en mi opinión, es la de Bobby Vinton. ¿Qué os parece?